• ............................................................................

    ............................................................................

    Altavoces para mezclar en casa. Consejos de compra



    Mezclar con unos altavoces malos es nefasto para tener una correcta percepción de lo que está sonando. Una elección correcta, no solo en potencia puede ser vital para aprovechar al máximo el sonido en casa.

    Y no solo depende de la potencia. El tamaño en este caso SI IMPORTA. No es lo mismo mezclar con un altavoz de 8″ que de 4″. La respuesta en graves entre ambos modelos es totalmente diferente. Y según la habitación donde te pones a mezclar un exceso en graves puede llegar a ser tanto molesto para ti como para tus vecinos.

    En esta guía te voy a dar unos cuantas recomendaciones para que puedas elegir según tu caso. Elegir entre un altavoz pasivo o activo, la correcta elección del tamaño de un altavoz o elegir entre altavoces de estudio o profesionales -la diferencia de sonido puede ser brutal-

    Altavoces activo o pasivos, ¿cual es mejor?

    La única diferencia que puede haber entre un altavoz activo o pasivo es que el activo incluye un amplificador incorporado dentro del propio altavoz. En cambio un altavoz pasivo necesita de una etapa o amplificador para poder ser amplificado.





    Te pueden sonar como altavoces pasivos todos los altavoces hifi o de minicadena que no tienen cable de alimentación, por que es el amplificador el que lo alimenta mediante un cable rojo-negro.

    Los típicos altavoces activos son los de ordenador, los cuales no necesitan amplificador ya que están incluidos en su interior.

    ¿Pero cual es mejor? La recomendación por comodidad y sencillez de uso es utilizar altavoces auto amplificados. La mayoría de altavoces de estudio son siempre activos por esta misma razón. Además los sistemas de altavoces activos, utilizan el amplificador justo y necesario para que el altavoz funcione correctamente -ni mucho ni poco-.

    También son mucho más versátil las conexiones de entrada de audio de un activo. Este pueden incluir desde el rca, jack o xlr, aceptando con estas dos últimas señal balanceada que evitar posibles perdidas en el cableado.

    En contra de los sistemas de altavoces pasivos con amplificador, en su mayoría utilizan el rca como único tipo de entrada.

    Aunque un mismo altavoz en versión pasiva como activa va a ser igual, el activo es siempre más cómodo para trabajar.

    Elegir el tamaño adecuado de un altavoz

    Muchos son los factores que pueden influir en la elección del tamaño de un altavoz. El tamaño de la habitación es el principal factor.

    Por ejemplo un sistema de altavoces de 8″ obtienes unos 70-100W Rms, demasiada potencia y graves para habitaciones de unos 15m2.


    Para la mayoría de situaciones un altavoz de 6″ es suficiente para mezclar tanto por su potencia como por la respuesta en frecuencia graves capaz de reproducir. La mayoría de marcas en esta gama de pulgadas pueden ofrecer 50-60w rms.

    Elegir un sistema de altavoces de 5″ o inferior, no es recomendable si van a ser destinados para pinchar. La falta de potencia y respuesta en frecuencia es insuficiente, a no ser que estés limitado por posibles molestias acústicas hacia tus vecinos o familiares


    ¿Altavoces de estudio o profesionales?

    Los altavoces profesionales, están diseñados para ofrecer mucha presión sonora. Esta presión sonora es perfecta para ser utilizado en el exterior o como cabina de una discoteca.

    Pero para utilizar en casa, con unos altavoces profesionales vas a obtener mucha potencia, con una peor calidad de audio y un tamaño excesivo.

    Si estás pensando en utilizarlos tanto en exterior como interior, tienes que saber que para que rindan y suenen correctamente, un altavoz “pro” necesita estar a mucho más de media de potencia -es una aproximación- para que todas las frecuencias puedan sonar por igual.

    Con lo que vas a obtener un sistema de altavoces demasiado potentes para mezclar en casa.

    Por contra, el diseño de los altavoces de estudio, son mucho más sensibles. Obteniendo un sonido aceptable tanto a media potencia como a tope de volumen.

    Mi recomendación para casa es siempre utilizar un par de altavoces de estudio para mezclar, ya que obtienes suficiente potencia y además te pueden servir para escuchar música a volumen “normal”.

    Por lo general los altavoces de estudio te van a ofrecer un sonido más nítido y claro, y el altavoz profesional mucho más volumen pero con peor calidad.

    Y la elección solo depende de ti, qué prefieres ¿Potencia o calidad?.

    ¿Mezclar con un sistema 2.1 con subwoofer?

    Aunque el relleno en subgrave puede aparecer atractivo al oído para escuchar música, tienes que saber que para mezclar no es muy aconsejable.

    El exceso en graves, enmudecen por completo el resto de frecuencias. Y para cuadrar el kick correctamente las frecuencias comprendidas entre 120hz -aprox- tienen que ser lo más claras posibles.

    Para poder escuchar estas frecuencias, con pegada y a poder ser seco, es suficiente con utilizar altavoces de 6″. Si lo que te gustan es escuchar música con graves siempre puedes optar por altavoces de 8″.

    Con estas indicaciones no te equivocas

    Sea la marca que sea de altavoces que quieras comprar, te recomiendo comprar un sistema en estéreo, auto amplificados a poder ser de estudio y con un tamaño de 6″.

    Existen modelos de altavoces por apenas 150-200€ la pareja, que te aseguran un mínimo de calidad, potencia y respuesta en graves. Pero si quieres conseguir un extra de calidad el mínimo que vas a tener que gastar aproximadamente es 200€ la unidad.

    ¿Con qué sistema de altavoces mezclas usualmente?  ¿Añadirías alguna recomendación de compra? 

    Fuente y texto: deejays.es

    VIDEOS DE RECOMENDACION


    Baixe o RadiosNet e ouça milhares de rádios no seu celualr ou tablet

    Ouça nossa rádio em seu celular ou tablet com Android ou no iPhone e iPads