Aprende cómo limpiar discos de vinilo en pocos pasos


A pesar de que Spotify y Apple Music han ido envolviendo cada vez más a la industria de la música con sus tentáculos, algo curioso ha sucedido: los discos de vinilo, esos grandes platillos negros que alguna vez fueron muy comunes en garajes y dormitorios, están resurgiendo con inusitada fuerza. Con más nuevos adeptos pasándose al vinilo, hay una cosa que de inmediato les llama la atención: a diferencia de los archivos que tengas en una colección de iTunes o en una lista de reproducción en tiempo real, los vinilos pueden ensuciarse. Y mucho. Pero la gran pregunta es ¿sabes cómo  limpiar discos de vinilo?

El polvo y la suciedad se acumulan fácilmente en las ranuras, e incluso un poco de polvo o electricidad estática pueden afectar su calidad del sonido analógico. Para poder disfrutarlos al máximo, los propietarios deben mantener sus discos limpios, y afortunadamente, esto no es una tarea demasiado difícil. Hay buenas formas de limpiar y mantener tus vinilos, incluso con un presupuesto ajustado. Al hacerlo, mantendrás su sonido impecable durante décadas.

Vale la pena acotar que hace poco, conversamos con el propietario de True Audiophile, Gary Alpern, para conseguir más información sobre cómo proteger tus adorados discos de vinilo. Te explicamos lo que aprendimos

CEPILLOS DE FIBRA DE CARBONO ($15 DÓLARES)



Si tus discos están simplemente polvorientos y sin mucha suciedad acumulada, un simple cepillado puede bastar para limpiarlos. Hay varias compañías que producen cepillos de fibra de carbono específicamente para quitar el polvo de los vinilos. Un repaso suave es aquí crucial, ya que un movimiento demasiado brusco podría rayarlo. Coloca un lado del cepillo sobre el vinilo y luego quita el polvo moviendo hacia ti. Usa la sección posterior del cepillo para limpiar el polvo que encuentres y sigue limpiando una y otra vez hasta que no quede nada.

Un cepillado suave antes de cada escucha mantendrá a raya las mayores concentraciones de polvo, y debería formar parte de cualquier rutina de audición. Los cepillos son insuficientes para una limpieza profunda, ya que no están diseñados para entrar en los surcos. Además, como ya mencionamos, pueden rayar el disco si se usa demasiada fuerza. Aún así, un cepillo de fibra de carbono es parte vital del mantenimiento de rutina. Por último, no vayas a usar un cepillo cualquiera: asegúrate de elegir uno diseñado para su uso en vinilo, como el cepillo Audioquest que mostramos arriba, ya que aquellos sin protección antiestática podrían empeorar las cosas.

MÁQUINAS DE LIMPIEZA
Debido a que los surcos a lo largo de un disco de vinilo son de una millonésima de pulgada, la única forma de limpiarlos por completo es usar alguna solución de limpieza potente, además de una aspiradora que pueda absorber el líquido sucio una vez que haya hecho su trabajo.

Para esto, necesitarás una máquina de limpieza de vinilos. Hay de muchos tipos, con precios que oscilan entre algunos cientos de dólares y miles (lo cual, en nuestra opinión, es totalmente innecesario). Aquí está nuestra favorita:


Okki Nokki Record Cleaner ($500 dólares)

El Okki Nokki es un limpiador bidireccional con un potente sistema de aspiración, el cual eliminará fácilmente toda la suciedad profunda de tus vinilos favoritos.

Después de poner el disco en la máquina, usa un cepillo para extender el líquido de limpieza alrededor. Luego, usa la aspiradora. El proceso es rápido y fácil, y el dispositivo cuenta con una sólida calidad de fabricación. Es un poco ruidoso, y además tiene un precio de $500 dólares, lo que lo mantendrá fuera del alcance del coleccionista promedio.

Si te parece demasiado dinero, te contamos que hay muchas tiendas de discos que ofrecen servicios de limpieza. Llama y pregunta: tal vez te hagan una oferta poer una determinada cantidad de discos, o puede que conozcan a alguien que limpie vinilos. Si conoces a otros coleccionistas, pregunta, ya que quizá alguno cuente con una máquina de limpieza que te pueda dejar usar. Idealmente, debes limpiar tus discos de cada 5 a 10 escuchas.

LIMPIADORES DE AGUJAS
Si escuchas mucho tus vinilos, es probable que también la aguja de tu tocadiscos haya estado acumulando mugre y suciedad por algún tiempo. Una aguja sucia puede eliminar la dinámica vibrante que deseas escuchar y, peor aún, puede incluso dañar los surcos de tus vinilos. Te mostramos tres limpiadores de aguja que debes tener en cuenta:

Escobilla de aguja (de $5 a $20 dólares)


Estos minúsculos cepillos a veces vienen incluidos con los tornamesas de alta gama, pero también se pueden comprar por un precio que va de los $5 a los $20 dólares online. Simplemente toma el pincel y muévelo ligeramente a lo largo del cabezal de la aguja, hacia atrás y hacia adelante. Asegúrate de no moverlo con descoordinación, ya que eso podía dañar la pieza.

Almohadilla de aguja ($40 dólares)

Los limpiadores más caros son los ultrasónicos, los cuales utilizan una oscilación de baja frecuencia para “sacudir” y liberar cualquier residuo que pueda estar pegado en la aguja. Funcionan bastante bien, pero pueden no ser lo más ideal –excepto para los audiófilos más exigentes– debido a su precio relativamente alto. Este limpiador debe usarse por aproximadamente 15 segundos, no más.

BONUS TRACK: EL MÉTODO DEL PEGAMENTO DE MADERA


/u/RetroHacker / Reddit

Un método de limpieza “a mano” infalible es usar pegamento de madera (llamado también cola, cola blanca, o cola fría) como alternativa al método de limpieza por aspiración descrito anteriormente. Este método requerirá mucha paciencia, pero te decimos que dejará tus vinilos inmaculados. Los únicos ingredientes necesarios son pegamento de madera y alguna herramienta para extenderlo sobre el disco, como un pedazo de cartulina.

Para comenzar, esparce el pegamento para madera en el disco. Para facilitar el proceso, resulta bastante útil tener el vinilo girando suavemente sobre una plataforma giratoria. Asegúrate de verter una buena cantidad de pegamento en el disco; una vez que se seque, podrás arrancarlo todo de una sola vez. En cambio, si la capa de pegamento es demasiado delgada, se romperá mientras intentas quitarla.

Una vez que tengas una buena cantidad de pegamento en el vinilo, extiéndelo suavemente, asegurándote de cubrir completamente la superficie del vinilo. Procura no aplicar el pegamento en la etiqueta del disco, a menos que quieras quitarla. Una vez hecho esto, déjalo reposar hasta que se seque, durante aproximadamente 24 horas, más o menos. El pegamento debe formar una pieza sólida en la parte superior del vinilo. Ahora viene la parte divertida. Agarra el borde del pegamento y comienza a quitarlo lentamente del disco. El pegamento deberá llevarse consigo cualquier partícula de mugre que haya estado antes en el vinilo, dejándolo impecable.

Fuente y texto: digitaltrends

Publicar un comentario

0 Comentarios

VIDEOS DE RECOMENDACION